JUEGO DE ROLES COMO ESPACIO SIGNIFICATIVO EN LA PRIMERA INFANCIA

Introducción

 La noción de competencia poco a poco ha ido invadiendo el campo de la educación, hasta llegar a los currículos de las reformas educativas en multitud de países. Desde el campo de la educación entendemos como competencias el conjunto de capacidades que incluye conocimientos, actitudes, habilidades y destrezas que una persona logra mediante procesos de aprendizaje y que se manifiestan en su desempeño en situaciones y contextos diversos y hacen eficaces a las personas en una determinada situación para resolver problemas. Estas decisiones, de orden curricular en las diferentes reformas educativas, tienen como finalidad principal propiciar que la escuela se constituya en un espacio que contribuye al desarrollo integral de los niños, mediante oportunidades de aprendizaje que les permitan integrar sus aprendizajes y utilizarlos en su vida cotidiana.

Centrar nuestro trabajo en competencias implica que busquemos experiencias educativas en las que los niños pongan en juego un conjunto de capacidades de distinto orden (afectivo y social, cognitivo y de lenguaje, físico y motriz) que se refuerzan entre sí. En general los aprendizajes de los niños abarcan simultáneamente distintos campos del desarrollo humano.

Estas experiencias educativas se realizarán mediante el diseño de situaciones de aprendizaje que impliquen desafíos para los niños; para que avancen paulatinamente en sus niveles de logro (que piensen, se expresen por distintos medios, propongan, distingan, expliquen, cuestionen, comparen, trabajen en colaboración, manifiesten actitudes favorables hacia el trabajo y la convivencia, etcétera) para aprender más de lo que saben acerca del mundo y para que sean personas cada vez más seguras, autónomas, creativas y participativas.

Por lo tanto el objetivo de esta actividad es: promover, fortalecer y desarrollar las competencias que cada niño posee.

 ACTIVIDAD DE JUEGO DE ROLES A TRAVES DEL TEATRO

 MATERIAL: TEATRO

En el juego dramático los niños integran su pensamiento con las emociones. Usando como herramienta el lenguaje (oral, gestual, corporal), son capaces de acordar y asumir roles, imaginar escenarios, crear, caracterizar personajes. Las actividades de representación teatral constituyen un medio en el que pueden fluir la música, la plástica, la danza y la literatura, los niños deberán tener posibilidades reales para participar en su preparación y desarrollo (elaborar escenario, distribuir roles, títeres) y no solo en la puesta en escena. El uso del teatro propicia el aprendizaje de nuevas formas de comunicación, en donde pasa de un lenguaje de situación a uno de evocación de acontecimientos pasados. Las capacidades de habla y escucha se fortalecen, dándole a los niños múltiples oportunidades de participar en situaciones donde hacen uso de la palabra con diversas intenciones.

 

 TEMATICA A TRABAJAR

  • La familia

 COMPETENCIAS QUE SE DESARROLLAN EN ESTA ACTIVIDAD

Las competencias que se favorecen con el uso de este material, entre otras, son:

  • Representa personajes y situaciones reales o imaginarias mediante el juego y la expresión dramática.
  • Comunica estados de ánimo, sentimientos, emociones y vivencias a través del lenguaje oral.
  •  Escucha y cuenta relatos literarios que forman parte de la tradición oral.
  • Expresa gráficamente las ideas que quiere comunicar y las verbaliza para construir un texto con ayuda de alguien.
  • Identifica el motivo, tema o mensaje y las características de los personajes principales de algunas obras literarias o representación teatral y conversa sobre ellas.

 Edades a las cuales es pertinente esta actividad:

De los cinco años en adelante.

Se encuentran también en una  Etapa de Comunicación: Adquisición del Significado.-

Cuando el niño aprende el significado que las palabras tienen en lo individual aprende también la estructuración sintáctica, las primeras cosas de las que habla el niño se refieren a objetos de su entorno, generalmente a personas, familiares, comida, ropa, juguetes, animales.

A los 5 años se considera la etapa fonológica, pues es en este tiempo que el niño construye y descubre el sistema fonológico; las estrategias individuales que los niños activan hacen que adquieran unos fonemas con otros y no fonema tras fonema, tres procesos permiten la adquisición de fonemas.-

- SUSTITUCION: Cambio o modificación de un fonema por otro.

- ASIMILACION: Proceso por el cual un sonido es influido por otro dentro de la palabra.

- SIMPLIFICACION DE LA ESTRUCTURA SILABICA: Proceso por el que se tiende a- reducir las palabras a su estructura básica (consonante-vocal).-

Entre los 5 o 6 años como límite máximo, la mayor parte del sistema fonológico se considera adquirido, sin embargo algunos elementos concretos precisan más tiempo como el fonema vibrante /r/ tanto en sus producciones aisladas como formando parte de grupos consonánticos.-

Edades a las cuales no es pertinente:

 De los 0 a 3 años.

Población de necesidades educativas:

Se debe tener en cuenta el tipo de necesidad educativa que presenten los estudiantes, sea cognitivo o motriz (fina o gruesa).

 MARCO TEORICO.

Las competencias en la primera infancia

Las competencias son entendidas como capacidades generales que posibilitan los ‘haceres’, ‘saberes’ y el ‘poder hacer’ que los niños y niñas manifiestan a lo largo de su desarrollo.

Las competencias no se observan directamente sino por medio de los desempeños y actuaciones que los niños realizan en situaciones cotidianas o estructuradas.

La movilización es una propiedad de las competencias que permite la generalización de las actividades utilizadas en contextos específicos y a la vez, la diferenciación de estas actividades en cada contexto particular. La movilización propicia maneras de avanzar hacia nuevas conquistas en el desarrollo y la flexibilidad de las competencias.
La competencia se caracteriza porque moviliza y potencia el conocimiento que surge de una situación específica, hacia diversas situaciones, y es de carácter flexible.

Experiencias reorganizadoras

Se llama experiencia reorganizadora al tipo de funcionamiento cognitivo que marca momentos cruciales en el desarrollo. En ellos se sintetiza el conocimiento previo y sirve de base para desarrollos posteriores, más elaborados.

Es el resultado de la integración de capacidades previas que permiten a los niños y las niñas acceder a nuevos “haceres y saberes” y movilizarse hacia formas más complejas de pensamiento e interacción del mundo.

Espacios educativos significativos

Es necesario recuperar para los niños y las niñas del nacimiento a los seis años, la cotidianidad. Son las experiencias diarias reflexionadas y situaciones problema, cuya resolución exige que el niño trabaje con los recursos cognitivos, afectivos y sociales disponibles, las que brindan la oportunidad de avanzar en su desarrollo.

Resulta indispensable que los agentes educativos – padre, madre, propia o comunitaria o un adulto cuidador cualquiera – asuman modelos basados en la orientación y seguimiento de la actividad de los niños; en situaciones que demanden soluciones y les generen conflictos que ellos deben resolver, que los pongan en interacción con el mundo y los demás, y que por medio de la reflexión logren la transformación y movilización de los recursos cognitivos, afectivos y sociales que les son propios.

 

El papel del agente educativo y el desarrollo de competencias

  • Acompañar con intención.
  • Crear espacios educativos significativos.
  • Saber observar a los niños en sus desempeños cotidianos (conocer su saber previo).
  • Propiciar la actividad física del niño, brindándole juguetes sencillos.
  • Promover la reflexión y comprensión, generando situaciones problema que exijan la movilización de recursos cognitivos.
  • Buscar la integración de todos los lenguajes expresivos y comunicativos para que el niño construya su propia capacidad de pensar y de elegir.
  • Asumir una pedagogía centrada en el placer de aprender, que supere la enseñanza impuesta.
  • Fundamento teórico
  • La Escala de Competencias de Niños Preescolares (v. 2.0; UPN, 2007) se sustenta en
  • tres perspectivas teóricas complementarias: constructivista de Jean Piaget; socialculturalista
  • de Lev Vigotsky y holística de Urie Bronfenbrenner (Bronfenbrenner,
  • 1979) cuya articulación conforma un complejo andamiaje conceptual dentro del cual se
  • puede concebir, en un plano amplio, el desarrollo humano y en un plano específico, el
  • desarrollo infantil (Castorina & Baquero, 2005).
  • Se define el desarrollo infantil como un proceso dinámico en continua
  • transformación a lo largo de la vida. El que a su vez, es un producto resultante de la
  • interacción dialéctica entre las estructuras biológicas y funcionales de la persona con su
  • ambiente social y natural, que necesariamente conlleva a cambios cualitativos y
  • cuantitativos que evidentemente se muestran a través del crecimiento y el
  • comportamiento progresivamente más organizado y coordinado que modifican integral
  • y armónicamente las distintas dimensiones de su desarrollo. Todo ello da cuenta de la
  • capacidad adaptativa de la persona quien es cada vez más competente a lo largo del
  • curso de su vida enmarcada dentro de un contexto social-cultural y momento histórico
  • determinados (Juárez-Hernández, 2006).
  • Se define también competencia como un complejo conjunto de capacidades o
  • comportamiento manifiesto sustentado en conocimientos, habilidades, actitudes y
  • valores adquiridos mediante experiencias en su interacción con el ambiente natural y
  • social que al apropiarse de ellos le permiten actuar de manera eficaz, eficiente y ética en
  • la resolución de situaciones problemáticas cotidianas. Es decir, ese comportamiento,
  • como producto del desarrollo, muestra en distintos momentos los cambios cualitativos y
  • cuantitativos que reflejan los diferentes niveles de dominio o desarrollo que va logrando
  • de determinada competencia (Juárez-Hernández, 2006).
  • Los niveles de dominio del desarrollo de una competencia son categorías
  • creadas convencionalmente para describir el grado de construcción del comportamiento
  • considerando diversos aspectos que influyen en el despliegue del desarrollo humano:
  • epigenético, madurativos y de construcción social. Esto como resultado de las
  • transformaciones cualitativas y cuantitativas que gradualmente se van generando a lo
  • largo del tiempo en relación con la experiencia y que va mostrando un cada vez mayor
  • refinamiento, sofisticación, organización y coordinación. El comportamiento
  • inicialmente se expresa a un nivel de dominio incipiente, en un segundo momento llega
  • a un nivel de dominio óptimo y en algunos casos logra un nivel de dominio
  • sobresaliente.
  • Fundamento metodológico
  • La evaluación en la psicología del desarrollo tiene que captar una muestra del
  • comportamiento del niño como producto dinámico del desarrollo que no sólo se genera
  • y evoluciona con el paso del tiempo, sino que en sí mismo involucra cambio y
  • movimiento (Bornstein & Lamb 1999).
  • Robert Likert (1976) creó una escala para evaluar las actitudes de las personas.
  • La actitud es un concepto psicológico que comprende tres aspectos: cognitivo, que es lo
  • que se sabe o conoce; afectivo, lo que se siente y comportamental, lo que se actúa o
  • hace con respecto a un objeto concreto o idea. Para evaluar las actitudes de niños
  • preescolares con respecto a lo que aprenden en su escuela, podríamos inferir lo que
  • saben, lo que sienten y lo que actúan con respecto al contenido de ese aprendizaje a
  • través de la medición de sus actitudes (Hernández, R.; Fernández, C. y Baptista, P.
  • 2003).
  • A partir del modelo de la escala Likert se creó la Escala de Competencias de
  • Niños Preescolares (v. 2.0; UPN, 2007) como una variante denominada escala tipo
  • Likert que resultó de la operacionalización de los indicadores. Estos pretenden medir,
  • en el contexto natural de la escuela, el desarrollo de las competencias de niños mediante
  • la observación directa y la descripción sistemática de su comportamiento como un
  • producto del proceso del desarrollo, evidenciando empíricamente lo que los niños
  • preescolares son capaces de hacer.
  • Estructura de la escala
  • La Escala de Competencias de Niños Preescolares (v. 2.0; UPN 2007) es un
  • instrumento que se aplica individualmente en el contexto natural del centro educativo
  • para evaluar el nivel de dominio del desarrollo de las competencias en preescolares, que
  • pretende proporcionar una impresión diagnóstica sobre lo que son capaces de hacer para
  • que la docente tenga información válida y confiable en el diseño de situaciones
  • didácticas dentro de su intervención educativa con la intención explícita de favorecer su
  • desarrollo. La escala clasifica las competencias en cinco categorías relacionadas con
  • las dimensiones del desarrollo humano, véase la Tabla 1.
  • Cada indicador es el comportamiento manifiesto de una competencia, que se
  • observa directamente, se mide sistemáticamente y se evalúa cuantitativamente. A
  • continuación se listan los indicadores correspondientes a los 17 reactivos de la escala.
  • 1. Dice su nombre completo.
  • 2. Domina su cuerpo con coordinación, equilibrio, fuerza, precisión para realizar
  • acciones como botar, rodar, patear, brincar.
  • 3. Asume la responsabilidad de realizar por si mismo, sin la intervención del
  • adulto, algunas actividades para el cuidado de su salud como lavarse las manos,
  • cepillarse los dientes, bañarse, ingerir alimentos, cortarse las uñas.
  • 4. Se relaciona con otras personas respetando normas de convivencia observadas
  • dentro del grupo social.
  • 5. Se relaciona con otras personas independientemente de sus características
  • étnicas, discapacidad física o condición social.
  • 6. Manifiesta empatía mediante acciones de solidaridad o ayuda hacia otras
  • personas.
  • 7. Explica cómo resolver algunas situaciones que puedan dañar su integridad física
  • o emocional como un temblor, un incendio, acoso sexual o robo de niños.
  • 8. Resuelve conflictos de relación interpersonal mediante el diálogo dentro del
  • grupo social.
  • 9. Reconoce acciones que dañan el ambiente: quemar basura, defecar al aire libre,
  • ensuciar el agua para tomar.
  • 10. Identifica ayer, hoy y mañana.
  • 11. Explica lo que comprende de lo que escucha.
  • 12. Escribe e Interpreta el significado de las escrituras que produce.
  • 13. Provoca intencionalmente situaciones para reafirmar y/o descubrir
  • conocimientos.
  • 14. Utiliza la operación aritmética de la adición.
  • 15. Mide usando unidades no convencionales.
  • 16. Dibuja la ubicación de distintos lugares considerando distintos puntos de
  • referencia.
  • 17. Resuelve eficientemente por sí mismo necesidades básicas de hambre, sed, frío y calor.

 

Analisis de los resultados de la actividad realizada

Mediante el juego de roles se pueden identificar  varios aspectos de los educandos tanto positivos como negativos, puesto que con esta actividad significativa  se pueden expresar libremente y desempeñar roles que en la vida cotidiana y los educandos tienen la posibilidad de experimentar y manifestar lo que cada uno  desea expresar; en cuanto al contexto que se le presente y como cada uno lo haya podido vivir en algun acontecimiento de su vida es decir su experiencia reorganizadora.

Por lo tanto en esta actividad se refleja hasta donde puede llegar  la imaginación del educando y hasta donde nosotras como maestras en formación potenciamos las competencias del estudiante. Además los educandos no tienen un guión de donde  basarse, con la historia contada o el cuento contado ellos mismo pueden meterse en ese papel y por supuesto ellos mismos si quieren pueden modificar la historia .

De esta forma  y para finalizar lo  que se pretendia  con esta actividad era que los educandos tuvieran un  desarrollo integral pues a través de esta, el niño desarrolla la imaginación, el lenguaje, su independencia, la personalidad, la voluntad, el pensamiento; se comunican con lo que le rodea, satisfacen sus deseos de hacer vida social conjuntamente con los adultos, conocen el mundo que los rodea; es un medio para educar el interés por un ulterior trabajo.  

Integrantes:

 

Erika Paola Blandon

Gloria Emilse Carmona

Manuela Parra

Melisa Piñeros

About these ads

~ por manuela1121 en junio 9, 2010.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: